viernes, 23 de octubre de 2009

Zombis: Cuarta Entrega

A estas alturas de blog creo que ha quedado claro que que me gustan los zombis.

Por aquí hemos tenido guías de supervivencia para personas y para zombis contra los contrarios y una reseña a unas cuantas pelis que me encantan.

Pues la cuarta entrega es un refrito de las tres anteriores.

Este año se estrena Zombieland: macarrismo, gamberrismo y humor gore a partes iguales. Diversión garantizada. Y más aún si el que reparte más mamporros es Woody Harrelson.



Para mayor promoción y gloria de la peli, han sacado una serie de carteles en los que aparecen algunos de los mandamientos de la guía de supervivencia. La verdad es que les ha quedado mejor que a mí.





Ay que ganicas de verla!

Mientras que espero a que la estrenen, hago tiempo con obras menores. Francamente menor y mala es "La tierra de los muertos vivientes" a pesar de ser de George A. Romero. No hay por dónde cogerla. Con decir que el protagonista es Simon Baker, el de El Mentalista.

A pesar de todo presenta alguna idea original. La peli no cuenta lo de siempre, surge el brote, se propaga, gran devastación, cuatro colegas aguantan y ahí les dejamos hasta la próxima entrega. En este caso la humanidad ha sobrevivido al ataque zombi atrincherándose en una ciudad. Esta se divide en dos partes: la lujosa dónde vive muy bien quién puede y los suburbios donde sobreviven los demás.

Para que la plebe no se subleve les entretienen con juego y alcohol. Lo mejor es que las atracciones de feria son zombis debidamente encadenados. Puedes hacerte una foto con un "podrido" (así los llaman los desalmados) intentando morderte o apostar a ver qué zombi se come antes a una prostituta con la que les han encerrado en una jaula.

Hay patrullas que se dedican a visitar las localidades vecinas para recoger todo lo que pueda ser de utilidad o se pueda vender en el mercado negro. Tienen una técnica infalible para no tener que luchar con los no muertos. Cuando llegan a un pueblo lanzan un montón de fuegos artificiales y los angelicos de los zombis se quedan cuajados mirando el cielo con esa cara de pánfilos que el virus les ha dado. Así no les molestan mientras que saquean la localidad.

Y a mí que se me da cierto parecido con el colonialismo español en América...

6 comentarios:

elhombreamadecasa dijo...

Woody Harrelson mola un montón. Me recuerda tanto a Cheers...

Inverosímil dijo...

Y repartiendo y recibiendo mamporros es el mejor! Como desde que empieza ya parece que le han saltado la mitad de los piños...

Isa dijo...

Tremenda... ya me la disfrutaré solitariamente en algún vuelo, que es el tipo de pelis que suelen poner en los aviones, para mi regocijo. Mi santo nunca consentiría ir a verla al cine... es lo que tienen los cinéfilos estrictos...

Inverosímil dijo...

Uy los cinéfilos estrictos... A veces hay que dar un poco de libre albedrío al espíritu. Se puede ir de cinéfilo estricto, de melómano estricto, de gourmet estricto... Y luego despiporrarse con Agárralo como puedas, despendolarse de pedo con la Sarandonga y disfrutar como un enano con un Big King XXL.

Pues a ver si tienes suerte y te la ponen en algún lado.

Gonzalo dijo...

Ta mu bien, te partes con Woody ya lo comentaremos en kedá de navidades... eso y algo nena daconte JAJAJA
Un abrazo

Inverosímil dijo...

Eso, eso! A ver si la veo antes de que quedemos y comentamos la jugada.

De lo otro no pienso comentar nada. Mi psicólogo dice que no es bueno para mi recuperación.