miércoles, 13 de enero de 2010

La necroporra

Con esto de los resúmenes del año, escuché una mañana que una sociedad paranormal alemana estaba muy contenta de haber acertado en su predicción de que este año moriría Michael Jackson. Alegría macabra la de los germanos. Sobre todo teniendo en cuenta que fue la única de las 20 predicciones que acertaron y que llevaban diciéndolo desde 1983.

Y es que es natural recordar a los que se han ido cuando acaba un año. Pero otra cosa distinta es desear que alguien palme en el año venidero. A esto se dedicaban unos amiguetes año tras año. A la vuelta de las vacaciones de navidad elaboraban lo que bautizaron como la Necroporra.

Aquello consistía en meter diez nombres en un sobre y esperar al año que viene para comprobar quién había ganado. Por supuesto tenía sus reglas:

- Sólo podía incluirse gente famosa.
- No podían tener ninguna enfermedad grave o letal conocida.
- Los aciertos con mayores de 50 valían un punto.
- Los muertos insospechados (menores de 50) valían doble.
- Belén Esteban y Antonio Vega, a pesar de su edad, sólo daban un punto.

Por que los encontrarían facilones digo yo.

La última regla siempre me pareció la más espeluznante.

- No se podía incluir familiares o conocidos de los participantes que fueran muy mayores o estuvieran enfermos.

Quiero pensar que no querían poner a nadie a prueba si se le presentaba la ocasión de dar un empujoncillo a la abuela escaleras abajo….

Macabrismos aparte, la cosa es más difícil de lo que parece. Como en todo había favoritos por diversas y evidentes razones. Éstas solían ser el haber llevado una mala vida o tener más años que las piedras del acueducto de Segovia. En esta categoría se recogían los clásicos de siempre: Fidel Castro, Pinochet, Carrillo, Juan Pablo II, Marichalar, el rey, Sabina, Antonio Vega.

Es de destacar que ninguno de estos personajes les dio ningún punto. La mayoría, y contra todo pronóstico, siguen dando guerra y los otros la palmaron poco después de que terminaran con la tradición.

Curiosamente nunca incluyeron a Keith Richards que es miembro honorífico de las dos categorías. Y no les culpo porque todo el mundo sabe que Keith es inmortal. Sólo se arruga un poco cada diez años.

Se podría crear otra categoría para sólo un individuo pero que dio dos jugosos puntos a su apostante. Era menor de 50 años y gozaba de una envidiable salud. Supongo que sería como haber puesto este año a Heath Ledger o a Brittany Murphy, que a quién se le va a ocurrir! Pero el jugador en cuestión tenía una poderosa razón: el gafe. O lo que la prensa rosa suele llamar “una familia en la que se ha cebado la desgracia”.

Sí queridos niños, este elemento tuvo los huevos de poner a John John Kennedy en la lista. Y acertó!

Ahora podría ponerme yo a hacer la mía para el 2010. Pero creo que voy a pasar.

De todos modos, y como no creo que esto implicara desearle realmente a nadie que se mudara al huerto de los callaos, si alguien se anima, ahí tenéis el espacio de los comentarios.

2 comentarios:

Gonzalo dijo...

La Duquesa de Alba (cuando era pequeño ya era vieja), el Pete Doherty (se considera drogadicto una enfermedad terminal?)y Carlos Sainz (tiene antecedentes...).

Vale asi?

Inverosímil dijo...

La Duquesa es un clásico también, Carlos Sainz está muy bien pensado, arriesgado pero prometedor.

A Pete Doherty habría que someterlo al criterio de los Super Tacañones. Creo que pasaría como con Antonio Vega, que sólo te darían un punto.