martes, 2 de marzo de 2010

Relativo

Cualquier comparación no es más que algo relativo. Somos inmensamente más grandes que un pequeño microbio y somos como un microbio comparados con el planeta en el que vivimos.

Curiosamente nos da mucho más respeto algo inmensamente más pequeño que nosotros que lo contrario. Cosas de la estadística. Hemos visto a mucha más gente morir por una enfermedad causada por un bicho minúsculo que por que la tierra se abra a su paso.

Pero hay veces en las que lo relativo nos sorprende. Un terremoto por ejemplo. Afecta intensamente a los que les pilla cerca mientras que los demás lo vemos por la tele. Pero nunca había pensado que pudiera afectar a todo el planeta.

Un geofísico de la NASA con mucho tiempo libre y ganas de salir por la tele ha explicado que un terremoto puede desplazar cientos de kilómetros de rocas por espacios muy reducidos lo que, atención, modifica la distribución de la masa del planeta.

Como cualquier geofísico o patinador sobre hielo sabe, una modificación en la distribución de la masa de un cuerpo que gira en torno a un eje hace que éste (el eje) se desplace y que su velocidad angular se modifique. El principio de conservación del momento angular es quien manda en estas cosas.

Seguro que la explicación del geofísico iría en ese sentido y sería aburridísima. Pero el patinador pensaría que una demostración sería más fácil de entender. Se pondría a girar sobre sí mismo con los brazos separados del cuerpo y podríamos comprobar que, cuando los pegara al cuerpo, giraría mucho más deprisa.

A medio camino entre una explicación y la otra se queda este video tan ilustrativo como educativo.

Si alguien no se fía y quiere ver las fórmulas que lo demuestran se las paso que las tengo.

A lo que iba. Que se puede calcular que esas piedrecicas que se han dado un garbeo por el meneo brutal que ha sido el terremoto de Chile han desplazado el eje de rotación terrestre en 8 centímetros!!

Y, por supuesto, también ha modificado la velocidad de rotación de la Tierra. Si se ha desplazado el eje 8 centímetros... dosydossoncuatrocuatroydossonseis... me llevo dos... la duración del día se ha acortado en 1,26 microsegundos!!

Una que creía que pocas cosas habían tan ciertas como que un día tiene 24 horas... y ya no es verdad!

Y lo más fuerte es que no es la primera vez que pasa! Después del seismo de Sumatra, que fue más bestia todavía y que provocó el tsunami de 2004, se calculó que el día se había acortado en 6,8 microsegundos.

Si seguimos así se nos van a quedar en nada los días. Y como siempre se hace más corto lo bueno que lo malo seguro que sólo lo notaremos cuando estemos de vacaciones.

Así que espero que un día de estos y en un sitio muy remoto donde a nadie pueda hacer pupa, haya un terremoto enonnme que desplacen los pedruscos hacia fuera y recuperemos nuestras 24 horitas con todos sus microsegundos.

Que yo creo que empiezo a notar el jetlag.

2 comentarios:

Chelo dijo...

la leche, qué metafisica te has vuelto, pero si tu lo dicesssssssssss...

estas cosas que cuentas, junbto cotros muchos detalles, nos suelen pillar como de lejos "ha, pues vale, ¿qué es un microsegundo? ná"... el problema es que suma y sigue y al final, hasta los que nos sentimos más seguros, en nuestra resguardada cuidad acabaremos sufriendo las consecuancias de estos desastres "¿naturales?" que ahora, como tu dices, vemos por la tele... da qué pensar

Gonzalo dijo...

AAAAAAAAAAAAAARGGGGGH!!!

Leche! sabia yo que tenia que haberme cogido vacaciones el año pasado en vez de acumular para este...

AVISA ANTES!!!!